¿Son realmente seguras las puertas automáticas? Los puntos claves más importantes a considerar

¿Son realmente seguras las puertas automáticas? En la era actual de la automatización y la tecnología, las puertas y portones automáticos son un básico de las necesidades de un edificio comercial, habitacional o de uso industrial. De manera que las puertas automáticas han ganado una popularidad significativa debido a su comodidad y eficiencia en la gestión de accesos. Al ser elementos de uso cotidiano, surge la inquietud natural sobre si son verdaderamente seguros, tanto en el manejo de los usuarios, como en la restricción de accesos no deseados. En este artículo, vamos a revisar varios elementos que garantizan la seguridad de las puertas automáticas y estudiaremos los puntos clave que deben considerarse al implementar sistemas de automatización de accesos.

¿Son realmente seguras las puertas automáticas?

La seguridad es indiscutiblemente una prioridad crucial en cualquier entorno, y las puertas automáticas no son una excepción. La respuesta a la pregunta sobre si realmente son seguras las puertas automáticas es: depende. La seguridad radica en la planeación, instalación e implementación adecuada y en la elección de sistemas confiables. Las puertas automáticas pueden ser seguras si se toman las medidas adecuadas.

Aquí vamos a estudiar varios puntos importantes a valorar al automatizar un acceso para garantizar la certeza y solidez del mismo. Los criterios más básicos a considerar en tema de seguridad son:

Calidad en manufactura y diseño.

En primer lugar, es importante optar por fabricantes confiables y reconocidos. Esto garantiza que las puertas automáticas cumplan con estándares de seguridad. El diseño, la planeación,  la construcción e instalación sólidos son fundamentales para prevenir fallas y garantizar el funcionamiento adecuado del acceso. Cuando estés tratando de ubicar un proveedor de insumos para la instalación de accesos automáticos, asegúrate de que cumpla con las normas que regulan el tema de puertas automáticas en el país en el que te encuentras. 

Tecnología de detección.

Los accesos automáticos deben de contar con sensores de detección de obstáculos. Los sistemas de sensores son esenciales para evitar colisiones y atrapamientos. Sensores infrarrojos, ultrasónicos y de presión pueden detectar obstáculos y detener el movimiento de la puerta, reduciendo el riesgo de accidentes.

Control de acceso.

La integración con sistemas de control de acceso, como tarjetas RFID o biométricos, agrega una capa adicional de seguridad. Esto limita la entrada solo a personas autorizadas, reduciendo la posibilidad de intrusión no deseada.

Respuesta a emergencias (energéticas u otro fallo).

La inclusión de un sistema de liberación de emergencia es crucial. En caso de un corte de energía u otro problema, las personas deben poder abrir manualmente la puerta sin complicaciones.

Mantenimiento regular.

La seguridad a lo largo del tiempo depende del mantenimiento adecuado. Programar inspecciones para darle mantenimientos regulares a las puertas y portones automáticos, para monitorear los elementos involucrados en el acceso, garantiza que los componentes estén en buen estado de funcionamiento.

¿Qué otros puntos clave  se pueden mencionar en automatización de accesos?

Al considerar la automatización de accesos, existen otros puntos que son relevantes para saber si realmente son seguras las puertas automáticas. Resulta entonces importante tener en cuenta una serie de factores adicionales a los que mencionamos previamente, que vamos a compartirte a continuación. 

Tipo de acceso.

Evaluar si se requiere acceso peatonal, vehicular o ambos. Esto determinará el tipo de puerta y los sistemas necesarios, así como el tráfico que va a tener el acceso. 

Entorno.

Considerar el entorno en el que se instalará la puerta. Factores como el clima, el tráfico y el propósito (ya sea de uso residencial, comercial, o industrial) van a influir en la elección del sistema, así como el nivel de exigencia en seguridad que se va a requerir para el acceso. 

Detección de obstáculos.

Es importantísimo optar por sensores confiables y avanzados que detecten la presencia de interferencias al cierre o apertura del sistema de manera efectiva y segura. Esto en vías de prevenir accidentes, es uno de los factores más críticos para determinar si son realmente seguras las puertas automáticas, y va a ser un criterio clave en la seguridad de los usuarios. 

Seguridad del control.

Hay que implementar métodos de control seguros, como sistemas de autenticación de usuarios autorizados y encriptación de señales. En las áreas restringidas de hospitales, laboratorios o bancos se cuenta con sensores para huellas dactilares, por ejemplo. También en portones de complejos habitacionales se pueden instalar sistemas que soliciten una contraseña, o que el acceso se otorgue desde el interior con una aplicación remota.

Capacidad de respuesta a emergencias.

También es importante asegurarse de que la puerta tenga un sistema de liberación manual que sea de fácil acceso para el usuario en casos de emergencia.

Energía de respaldo

En áreas propensas a cortes de energía (zonas de huracanes, por ejemplo), como parte de tener un plan de contingencia, vale la pena considerar sistemas con opciones de energía de respaldo, como baterías. 

Soporte técnico.

Elegir proveedores que ofrezcan servicios de mantenimiento y soporte confiables para garantizar un funcionamiento continuo es un punto muy importante en la seguridad del funcionamiento, monitoreando regularmente el estado de los componentes del sistema de automatización. 

Podemos concluir entonces que las puertas y portones automáticos pueden ser seguros siempre que se planeen e instalen correctamente y se seleccionen sistemas confiables. La seguridad radica en el diseño, la fabricación, la tecnología utilizada y el mantenimiento regulares. Al considerar la automatización de accesos, es fundamental prestar atención a los puntos clave mencionados anteriormente para garantizar la seguridad y la eficiencia en el control de accesos automatizados.

Deja un comentario

¡Hola!, ¿en qué podemos ayudarte?