Puertas automáticas industriales: 7 puntos clave para su elección

Las puertas automáticas industriales permiten separar dos zonas a la vez que garantizan un aislamiento acústico y térmico. Facilitan la circulación de mercancías, maquinaria y personal dentro de las instalaciones. Como elemento clave de la logística, deberán responder a los criterios del giro de la empresa y a las condiciones de trabajo.

Existen muchos tipos de puertas automáticas industriales. Lo que las hace ideales para ser utilizadas va a depender de una serie de factores diferentes, como son el tipo de productos que se almacenan en su interior o el uso que los trabajadores van a hacer de ella durante la jornada laboral.

Hablemos entonces, en primer lugar, de los diferentes tipos de puertas automáticas industriales que existen.

Puertas rápidas


Las puertas de accionamiento rápido, conocidas popularmente como puertas rápidas, tienen un funcionamiento vertical y rápido. Además, dependiendo del modelo, pueden evitar la contaminación cruzada, mejorar el flujo de tráfico y controlar la temperatura, la seguridad, el ruido y la huella de carbono, y reducir los costos energéticos. Estas puertas son comunes en el sector alimentario. 

Puertas seccionales


Las puertas seccionales son similares a las puertas enrollables en términos de su estructura, consistiendo en amplios paneles que pueden ser accionados tanto manual como eléctricamente en un movimiento vertical. Con la capacidad de incluir ventanillas o entradas en los paneles, estas puertas resultan ideales para aquellos espacios que requieren una combinación de seguridad, fluidez en su operación, y una abundante cantidad de luz natural. Además, muchas de estas puertas tienen un rendimiento energético óptimo, gracias a su superior eficiencia térmica.

Puertas Cortafuegos industriales


Existen muchas variedad de puertas cortafuegos, necesitan haber sido exhaustivamente evaluadas para impedir la expansión del fuego en una construcción, además de tener sus respectivos sellos de garantía y calidad. Este tipo de puertas incluyen desde puertas con bisagras convencionales, hasta puertas correderas de cortafuegos. Estas puertas y persianas se han convertido en la elección perfecta para aquellos que buscan tanto seguridad como protección contra incendios, principalmente para fábricas o naves industriales donde la presencia de maquinarias y equipos puede ser un factor de riesgo para incendios.

Puertas automáticas industriales enrollables


Las puertas enrollables son ampliamente utilizadas en edificios industriales de gran tamaño, tales como centros de negocios o depósitos. Están compuestas por una serie de láminas horizontales que se articulan verticalmente para crear una puerta resistente. Pueden ser controladas de manera manual o eléctrica y son conocidas por ser uno de los diseños de puerta más seguros disponibles en la actualidad, ya que a menudo requieren control remoto o detección de movimiento para permitir el acceso. Además de su alta seguridad, estas puertas son ideales para ambientes laborales agitados debido a su capacidad de abrir y cerrar con rapidez y eficacia, causando una obstrucción mínima.

Las puertas correderas rectas suelen tener un carril superior recto de acero, con ruedas que deslizan suavemente en el interior,pero solo para puertas de tamaño moderado. Para puertas de tamaño más grande, se pueden especificar rodillos inferiores. Algunas puertas correderas rectas más grandes pueden ser operadas manualmente con un simple empujón o tirón en los carriles de la puerta, pero también es posible automatizarlas.

Cortinas de lamas


Las cortinas de lamas de PVC son una opción sencilla y menos costosa de puertas industriales, con una construcción ligera y fácil de colgar. Son efectivas como barrera aislante y flexible, protegiendo a los trabajadores de corrientes de aire, polvo y contaminantes. Las cortinas de lamas de PVC están compuestas por láminas gruesas superpuestas suspendidas por la parte superior de las puertas. Estas cortinas pueden utilizarse complementariamente con otras puertas industriales para proporcionar una separación aislante y flexible que permite la visibilidad en ambos sentidos, lo que la diferencia de muchas otras entradas industriales.

Puertas de Persiana plegable


Las puertas de persiana plegables son esencialmente el opuesto a las puertas enrollables. Están compuestas por paneles verticales, a menudo hechos de acero galvanizado, que se unen mediante potentes bisagras de acero. La puerta se soporta en un carril superior resistente colocado en un soporte y se mueve gracias a rodillos dobles instalados de manera alternada. Al abrirla y cerrarla, los paneles se pliegan horizontalmente.

Ahora que ya sabemos el tipo de puertas automáticas industriales disponibles en el mercado, será necesario saber primero si se desea comunicar dos espacios interiores o si se utilizará para el acceso exterior.  Posteriormente, habrá que considerar el entorno de trabajo en el que se instalará y caracterizar el grado de seguridad requerido para la puerta. Este punto ayudará a determinar el material de la puerta. El acero es el metal más comúnmente utilizado en la fabricación de puertas utilizadas en zonas de alta delincuencia. El vinilo y el aluminio son también materiales duraderos utilizados en la fabricación de puertas automáticas industriales.

Teniendo claro entonces los puntos que se han mencionado hasta ahora, existen otros criterios que es importante también tener en cuenta. Así que una vez que se haya determinado el objetivo de la puerta automática industrial, y teniendo claro los tipos de puertas que existen, los parámetros que hay que considerar previo a la elección de la puerta  industrial que se va a instalar.

Algunos de estos criterios que te ayudaran con tus puertas automáticas industriales:

Tipo de apertura.

Existen varios tipos de apertura, como las puertas ascendentes o las puertas abatibles con apertura hacia la derecha o la izquierda. Otros modelos de puertas se abren hacia el exterior o hacia el interior. El tipo de apertura de la puerta es esencial para garantizar el correcto desarrollo de las operaciones que se llevan a cabo en las instalaciones. El espacio disponible para la instalación de la puerta es una limitación importante que habrá que evaluar.

Tipo de accionamiento.

Se puede elegir entre puertas accionadas manualmente o las que se operan a control remoto.

Tamaño de la puerta.

Deberá ser acorde a cada aplicación. A saber que las puertas de más de 10 metros presentan mayores dificultades de apertura. 

Uso de la puerta

No será el mismo uso de una puerta para garaje que una para el área de carga y descarga de camiones o para el interior de una nave industrial.

Espacio de tus instalaciones de puertas automáticas industriales.


El espacio con el que cuentes en tus instalaciones será clave a la hora de instalar una de nuestras puertas industriales. Si no tienes mucho espacio, las puertas guillotina son ideales ya que están formadas por lamas que se recogen verticalmente, muy parecido a las puertas seccionales y enrollables. Aunque una de nuestras opciones para cuando la instalación cuenta con espacio suficiente son las puertas rápidas corredizas que se desplazan sobre la pared. 

Teniendo en mente el objetivo para el cual se utilizará la puerta automática industrial, y considerando los puntos claves que hemos presentado, es como se va a realizar la elección idónea tanto en tema de material, mecanismo de operación, velocidad a la que opera, y tipo de puerta a utilizar. 

Esperamos que este artículo haya sido de utilidad. 

Deja un comentario

¡Hola!, ¿en qué podemos ayudarte?