Puertas automáticas: ¿cuándo debemos automatizar los accesos?

Las puertas automáticas han revolucionado la forma en que interactuamos con nuestros espacios, ofreciendo comodidad, seguridad y eficiencia. Sin embargo, la pregunta que surge es: ¿cuándo debemos automatizar nuestros accesos? Quédate a leer acerca de  los factores clave a considerar al tomar la decisión de implementar puertas automáticas, desde la conveniencia hasta la seguridad y la accesibilidad.

¿Qué establecimientos que requieren puertas automáticas?

Los establecimientos comerciales que suelen utilizar puertas automáticas son aquellos con un flujo constante de personas. Algunos ejemplos son:

  • Supermercados
  • Tiendas minoristas
  • Centros comerciales
  • Hospitales
  • Hoteles
  • Restaurantes
  • Aeropuertos 
  • Edificios de oficinas.

Los requerimientos generales para la instalación de accesos automáticos en entornos comerciales suelen incluir aspectos como la seguridad, la accesibilidad, la durabilidad y la eficiencia energética. Las normativas locales y los estándares de construcción también deben cumplirse para garantizar la seguridad y la funcionalidad adecuada de las puertas automáticas en el entorno comercial.

Algunos ejemplos de normativas que podrían aplicarse a puertas automáticas en diferentes tipos de establecimientos:

Hotel.

Accesibilidad para personas con discapacidad, como la Ley para la Igualdad de Oportunidades para las Personas con Discapacidad.

Seguridad contra incendios, que pueden requerir puertas automáticas con sistemas de cierre automático en caso de emergencia.

Restaurante.

Seguridad alimentaria y saneamiento, que podrían incluir requisitos para puertas automáticas que faciliten la limpieza y prevengan la contaminación cruzada.

Garantizar que las puertas automáticas sean accesibles para personas con discapacidad, según las leyes locales o regionales.

Hospital.

Pueden incluir requisitos específicos para puertas automáticas en áreas como salas de emergencia, quirófanos o unidades de cuidados intensivos.

Normativas de accesibilidad para garantizar que las puertas automáticas sean accesibles para personas con discapacidad

Estas son solo algunas de las normativas que podrían aplicarse, y es importante consultar las regulaciones específicas del lugar donde se encuentra el establecimiento para garantizar el cumplimiento adecuado.

Tipos de puertas automáticas para accesos comerciales. 

En el entorno comercial, se utilizan varios tipos de puertas automáticas según las necesidades específicas del lugar y el flujo de personas. Algunos de los tipos más comunes son:

Puertas corredizas automáticas.

Son las más populares en entornos comerciales como supermercados, tiendas minoristas y centros comerciales. Se deslizan horizontalmente para abrir y cerrar, ofreciendo una entrada y salida suave y eficiente.

Puertas batientes automáticas.

Estas puertas giran hacia adentro o hacia afuera al abrirse y se utilizan comúnmente en entradas principales de edificios comerciales, hoteles y restaurantes. Son ideales cuando el espacio lateral es limitado.

Puertas plegables automáticas.

Consisten en paneles plegables que se abren y cierran en forma de acordeón. Son adecuadas para áreas con espacio reducido y se utilizan en tiendas, cafeterías y centros de comida rápida.

Puertas giratorias automáticas.

Aunque menos comunes, se utilizan en edificios comerciales de alto tráfico para controlar el flujo de personas mientras se minimiza la entrada de aire exterior. Son especialmente eficientes en términos de energía y se encuentran en hoteles, bancos y edificios de oficinas.

Estas puertas están compuestas principalmente por paneles de vidrio y ofrecen una estética moderna y elegante. Son populares en boutiques, joyerías y edificios de oficinas de alto nivel.

Cada tipo de puerta automática tiene sus propias ventajas y es elegido según el diseño del lugar, el flujo de personas y otros factores específicos de la ubicación comercial.

¿Cuándo debemos instalarlas?

Automatizar un acceso es óptimo cuando se cumplen ciertas condiciones que hacen que los beneficios superen los costos y las posibles complicaciones. Aquí hay algunas situaciones en las que la automatización puede ser especialmente beneficiosa:

Alto tráfico de personas.

Si un área recibe un alto flujo de personas, como un edificio de oficinas, un centro comercial o un aeropuerto, la automatización puede agilizar el flujo de entrada y salida, reduciendo los tiempos de espera y mejorando la eficiencia operativa.

Seguridad y control de acceso.

En lugares donde es crucial mantener la seguridad y controlar quién tiene acceso, como en empresas, instituciones gubernamentales o centros de datos, la automatización puede integrarse con sistemas de seguridad para gestionar el acceso de manera más efectiva y garantizar que solo personas autorizadas puedan entrar.

Accesibilidad.

Para mejorar la accesibilidad para personas con discapacidad o movilidad reducida, la automatización de puertas puede facilitar su entrada y salida de edificios, cumpliendo con regulaciones de accesibilidad y promoviendo la inclusión.

Horarios extendidos.

En lugares que operan fuera del horario laboral estándar, como hospitales, centros de entretenimiento o estacionamientos, la automatización puede garantizar que los accesos estén disponibles y sean seguros incluso fuera del horario habitual, sin necesidad de personal adicional.

Ahorro de energía.

La automatización puede integrarse con sistemas de gestión energética para optimizar el consumo de energía en función de la demanda, cerrando automáticamente las puertas cuando no están en uso para mantener la temperatura interior y reducir los costos de climatización.

La recomendación general sobre la instalación de puertas automáticas es: cuando se adapta a las necesidades específicas de un lugar, proporcionando beneficios tangibles en términos de eficiencia, seguridad, accesibilidad y ahorro de costos.

Idealmente, la instalación de puertas automáticas en un entorno comercial debe realizarse durante períodos de baja actividad, como fuera del horario comercial o durante remodelaciones programadas. Esto minimiza las interrupciones en las operaciones comerciales y permite una instalación más eficiente y segura. Además, es importante considerar las necesidades específicas del negocio y de los clientes, así como cumplir con las normativas locales y los estándares de seguridad para garantizar una instalación exitosa y funcional. En resumen, planificar la instalación de puertas automáticas en momentos estratégicos puede ayudar a minimizar las molestias y maximizar los beneficios para el negocio y los clientes.

Deja un comentario

¡Hola!, ¿en qué podemos ayudarte?