¿Cómo funcionan las puertas automáticas? Guía completa. 

Las puertas automáticas funcionan mediante sistemas electromecánicos que incluyen motores eléctricos, sensores y controladores. Estos mecanismos permiten la apertura y cierre automatizados basados en la detección de movimiento, pulsadores u otros dispositivos de control. El motor impulsa el mecanismo de apertura, ya sea deslizante, batiente o plegable, facilitando la comodidad y eficiencia en el acceso. Hoy aprenderemos ¿cómo funcionan las puertas automáticas?, ¡continua leyendo este blog! 

Los mecanismos operativos que actúan en el funcionamiento de puertas automáticas pueden incluir sistemas deslizantes, batientes, plegables y giratorios. Además, es importante considerar motores, sensores de movimiento y sistemas de control. 

Las puertas automáticas han revolucionado la forma en que interactuamos con espacios, ofreciendo comodidad, eficiencia y, sobre todo, seguridad. En este artículo podrías leer a detalle sobre los cuatro principales tipos de puertas automáticas: deslizantes, batientes, plegables y giratorias. Descubriremos cómo cada diseño responde a necesidades específicas, desde espacios compactos hasta entradas majestuosas.

A lo largo de esta lectura, desentrañaremos los componentes clave, como motores, sensores de movimiento y sistemas de control, revelando cómo estos elementos colaboran para brindar una experiencia de acceso fluida y segura. Desde la elección del tipo de puerta hasta los detalles de la instalación, esta guía abordará cada aspecto crucial para comprender plenamente cómo funcionan las puertas automáticas y cómo pueden mejorar la funcionalidad de diversos entornos. 

Puertas automáticas: ¿qué hay que saber antes de empezar?

Al automatizar un acceso con puertas automáticas, es muy importante  considerar estos pasos:

Evaluación del sitio.

Analiza el entorno donde se instalará la puerta automática. Considera factores como el tráfico peatonal y vehicular, el espacio disponible y las condiciones ambientales.

Selección del tipo de puerta.

Elige el tipo de puerta automática adecuado para el entorno, ya sea deslizante, batiente, plegable o giratoria. La elección dependerá de factores como el espacio disponible y las necesidades específicas del cliente.

Sistema de automatización.

Selecciona un sistema de automatización de calidad con un motor adecuado para el tipo de puerta. Asegúrate de que cumpla con las normativas de seguridad y estabilidad.

Sensores y dispositivos de seguridad.

Incorpora sensores de movimiento, fotocélulas u otros dispositivos de seguridad para evitar colisiones y garantizar la protección de los usuarios.

Fuente de alimentación de reserva.

Instala una fuente de alimentación de respaldo para garantizar el funcionamiento en caso de cortes de energía.

Programación y configuración.

Programa la puerta automática según las necesidades específicas del cliente. Configura los tiempos de apertura y cierre, así como cualquier característica adicional.

Mantenimiento preventivo.

Establece un programa de mantenimiento preventivo para garantizar el rendimiento continuo de la puerta automática. Realiza inspecciones regulares y aborda cualquier problema de inmediato.

Cumplimiento normativo.

Asegúrate de cumplir con las normativas locales y nacionales relacionadas con la instalación de puertas automáticas, especialmente en términos de seguridad y accesibilidad.

Capacitación del usuario.

Proporciona capacitación a los usuarios sobre el uso seguro y adecuado de la puerta automática, especialmente si incluye funciones avanzadas.

Documentación y garantía.

Proporciona documentación detallada sobre la instalación, configuración y mantenimiento de la puerta automática. Ofrece garantías claras para respaldar la calidad del trabajo.

¿Cuáles son los tipos de puertas automáticas y sus mecanismos de automatización?

Las puertas automáticas ofrecen soluciones eficientes y cómodas para el acceso en una variedad de entornos. Se clasifican en varios tipos, cada uno diseñado para satisfacer necesidades específicas.

Puertas deslizantes.

Son aquellas puertas que se deslizan horizontalmente. Sus aplicaciones más comunes son entradas de edificios, garajes, comercios. Sus componentes principales son rieles, motor de cremallera, y sistema de poleas.

Puertas batientes o abatibles.

Son las puertas que se abren hacia adentro o hacia afuera, similar a las puertas convencionales. Se utilizan normalmente en entradas principales, y áreas residenciales. Se componen de sistemas de bisagras especiales, brazos articulados, y motores de pistón hidráulico o electromecánico.

Puertas plegables.

Son un tipo específico de portón que se pliega en secciones al abrirse, sobreponiéndose en porciones rectangulares. Su indicación es para utilizarse como acceso en áreas con limitaciones de espacio lateral. Requieren para su instalación bisagras, carriles de guía, y motores plegables.

Puertas giratorias.

Son el tipo de puertas que giran en torno a un eje central. Suelen ser empleadas para entradas de edificios públicos, y hoteles. Se componen de hojas de puerta conectadas a un eje central, y motores giratorios.

Cada tipo de puerta automática presenta características específicas, adaptándose a distintas situaciones y requisitos. La elección se basa en consideraciones como el espacio disponible, la frecuencia de uso y la estética deseada.

¿Cuáles son los componentes principales de un acceso automático?

Aquí entraremos en detalle sobre cada uno de los mecanismos de automatización de accesos y el funcionamiento de sus componentes.

Motores

Existen principalmente tres tipos de motores: los motores electromecánicos los motores hidráulicos o de pistón y los motores de cadena. 

La elección del motor va a depender del tipo y peso de la puerta, así como de la frecuencia de uso.

Sensores de movimientos. 

Los sensores más utilizados en puertas automáticos son: nfrarrojos, ultrasónicos, y detectores de radar. Su función consiste en detectar la presencia de personas u objetos, permitiendo la apertura o detención de la puerta.

Sistemas de control. 

Los tipos de sistemas para controlar una puerta automática son: control remoto, sistemas de acceso con tarjeta, biométricos. Gestionan la operación de la puerta y brindan opciones de seguridad.

La elección de cada componente dependerá de factores como el entorno, el uso previsto y las preferencias del cliente. En general, la automatización de accesos busca mejorar la comodidad y seguridad, adaptándose a diversas necesidades.

No dudes en buscar apoyo con nosotros. En scOsnaya estamos para servirte, y brindarte lo mejor en calidad, servicio y tecnología de vanguardia.

Deja un comentario

¡Hola!, ¿en qué podemos ayudarte?