¿Cómo elegir una puerta automática? Guía 2023 para una Elección Acertada

La función de una puerta automática es facilitar la entrada y la salida a un espacio determinado, que puede ser de usos muy variados. Es por eso que automatizar un acceso y cómo elegir una puerta automática es un proyecto que presenta todo un reto técnico por sí solo, ya que hay que cumplir con necesidades muy específicas de acuerdo al tipo de acceso que se va a automatizar.

Entonces elegir una puerta o portón automático ideal dependerá en gran medida del espacio al que queremos dar acceso. 

De manera que en este artículo vamos a profundizar en cada uno de los criterios que es importante tener en cuenta al momento de elegir una puerta automática. El tener claros los criterios de elección, basados en las necesidades del proyecto es crítico, ya que de esto dependerá el éxito del mismo y la satisfacción de nuestros clientes. 

Las puertas automáticas las podemos dividir en tres grandes categorías; por su tipo de uso, por el mecanismo de automatización y por el material de la puerta. Adicionalmente las podemos dividir también por la dirección de su movimiento.     

¿Cómo elegir una puerta automática de forma segura?

Por su dirección.

Pueden ser verticales u horizontales. La elección de la dirección va a depender de la distribución del espacio. 

Por tipo de uso

En primer lugar, debemos establecer el tipo de acceso que vamos a automatizar: residencial, comercial o industrial. En gran medida es el criterio principal a tomar en cuenta en cómo elegir una puerta automática.

Por uso residencial se refiere al portón automático de una colonia residencial privada, o la puerta de la cochera de una casa habitación. El tráfico vehicular es considerable en la primera, en la segunda va a depender de los horarios de los habitantes de la casa, y en ambos es importante saber un estimado del número de entradas y salidas por día, para utilizar el sistema de automatización óptimo. 

Las puertas automáticas de uso comercial son las que encontramos en hospitales, hoteles, edificios de departamentos, centros comerciales, supermercados y tiendas de autoservicio. El material de la puerta suele ser ligero, sin embargo el tráfico es bastante considerable. 

Las puertas y portones automáticos de tipo industrial se utilizan en naves industriales, dan acceso a vehículos pesados, y son de dimensiones y peso importantes. 

Por mecanismo

Por el tipo de mecanismo que utilizan las puertas automáticas pueden ser corredizas, abatibles, giratorias, seccionales y enrollables. 

Las puertas corredizas son las que se desplazan de forma lateral. En su composición consisten de rieles, sensor (que va a detectar a la persona o el vehículo), el motor (por lo general es un motor de cadena) que va a mover el portón a través de los rieles, un panel (la puerta que se va a mover dentro de los rieles) y un controlador (es el encargado de ejecutar el movimiento de la puerta) que puede estar integrado en el motor o ser un dispositivo independiente.

Las puertas abatibles pueden ser de una o dos hojas, y necesitan de un motor que lleva un brazo de empuje o de extensión. 

Las puertas giratorias suelen tener un mecanismo de push and go. Finalmente los portones seccionales y enrollables van a ser semejantes en sus requerimientos mecánicos, pero van a tener diferentes requerimientos de espacio, distribución y peso. El portón seccional va a estar compuesto por varias hojas que se mueven en dirección vertical, y se alojan en el techo de una cochera, y el portón o cortina enrollable, va a ser un tejido de aluminio que va a enroscarse en un tubo cuando se abre. 

Por material.

Los materiales de primera elección para fabricar una puerta automática son aluminio, acero inoxidable, herrería, fibra de vidrio, y vidrio.

Cada uno presenta sus respectivas ventajas y desventajas, así como cada uno está indicado para ciertos mecanismos y cumplir ciertas funciones. La herrería principalmente es estética, al igual que el vidrio, la fibra de vidrio es ligera,  y el acero es de larga duración, por mencionar algunas características.  

Ahora bien, es importante considerar los factores de cómo elegir una puerta automática que hay que considerar independientes del uso, el mecanismo o material. Estos son criterios que podríamos decir “universales” y que son comunes a cualquier acceso automático. Los más relevantes son:

Seguridad.

Primero que nada y antes que todo. Toda puerta automática debe tener un sensor que detecte obstáculos que detengan el mecanismo de apertura o cierre para evitar accidentes. También es importante que cuente con un sistema que asegure que el acceso únicamente va a ser posible a través de un control autorizado, para evitar ingresos no permitidos. 

Cómo elegir una puerta automática según sus Dimensiones. 

Tanto el peso como el tamaño de la puerta son muy importantes al momento de elegir el tipo de motor que va a automatizar la puerta o portón.

Una recomendación ideal es que el peso que puede movilizar el motor sea del doble del peso que va a tener el motor o la puerta.

Esto es debido a que si el motor está al límite del peso que va a mover, va a disminuir considerablemente su tiempo de vida, y a entorpecer la agilidad de su operación. 

Eficiencia energética. 

La demanda energética del portón o de la puerta automática si bien va a depender de las dimensiones, idealmente no debe de ocasionar un gasto excesivo, así que se sugiere ampliamente buscar motores con bajos requerimientos energéticos. 

Cómo elegir una puerta automática según su mantenimiento

Al igual que con la demanda energética, requerimientos de mantenimiento bajos son recomendables para no aumentar demasiado los costos de operación de la automatización del acceso, especialmente en sitios de uso considerable por tener mucho tráfico. 

Estética.

Si bien, la estética no es crítica en el funcionamiento, el aspecto visual es un criterio universal, va a ser más importante en los sectores residencial y comercial. Un diseño atractivo va a mejorar la calidad del proyecto, y la satisfacción del cliente. 

Relación costo-beneficio de cómo elegir una puerta automática. 

Definitivamente, que un sistema de automatización de acceso no exceda el presupuesto de nuestros clientes es sumamente importante en cómo elegir una puerta automática y un sistema de automatización en general. De manera que es importante que podamos ofrecer gran calidad, a un precio accesible. 

Una vez estudiados y determinados todos estos criterios, cómo elegir una puerta automática debería ser sencillo, a la vez que coherente con los requerimientos de cualquier proyecto que vayamos a poner en marcha. Esperamos que este artículo te haya proporcionado información de utilidad para tu próximo proyecto.

Deja un comentario

¡Hola!, ¿en qué podemos ayudarte?